No eres un cuerpo con alma

Santiago 2:26 (NVI)
Pues, como el cuerpo sin el espíritu está muerto

backlit dawn foggy friendship
Photo by Helena Lopes on Pexels.com

Eres un alma con un cuerpo

Sé que es difícil cambiar la forma en que pensamos de nosotros mismos porque nacimos en nuestro cuerpo y hemos sido responsables de cuidar de ellos desde ese entonces.

Pero nuestro cuerpo temporal es un contenedor de nuestro ser eterno.

En el capítulo 2 de Santiago mencionado anteriormente, Santiao habla brevemente de esta verdad.

Y honestamente, creo que la mayoría de nosotros lo sabemos, pero simplemente no vivimos así. ¿Qué parece vivir como un alma con un cuerpo en lugar de lo opuesto?

Perspectiva eterna

Esto te dará una perspectiva eterna.

Vivir con una perspectiva que somos un alma con cuerpo mantiene en nuestra mente el hecho de que un día nuestra alma irá a la eternidad. Como lo dice Santiago, el cuerpo, aparte del alma, está muerto.

El mundo es temporal, pero no es todo. Hay una eternidad esperando.

La muerte no es el fin. Tu alma continúa.

Prioridades

Esto cambiará sus prioridades. ¿Qué es lo más importante, tu cuerpo o tu alma?

No, no debes descuidar tu cuerpo. Dios te lo dio por una razón. Pero cuando se trata de establecer prioridades, ¿qué consideras primero –  alma o cuerpo?

Por ejemplo, usted dice que necesita comer 3 veces al día con el fin de estar físicamente saludable, pero nunca le da mucha atención que tiene que alimentar a su alma. Creemos que escuchar una predicación en la iglesia una vez a la semana será suficiente.

Si vives con na perspectiva que somos un alma con cuerpo, vas a priorizar aquellas cosas que nutren y edifican tu alma no sólo tu cuerpo físico.

No hay gente ordinaria

No hay gente común. Nunca has hablado con un simple mortal. Naciones, culturas, artes, civilizaciones-éstos son mortales, y su vida es a la nuestra como la vida de un mosquito. Pero son inmortales con los que bromeamos, trabajamos, nos casan, se desaprovechan y explotan-horrores inmortales o esplendores eternos.  -C. S Lewis

Dios se preocupa por cada persona en este mundo. Y él se preocupa por cómo los tratas. No son, como dijo C.S. Lewis, simples mortales.

Cada persona en la faz de esta tierra tiene la huella de Dios, incluyendote a ti. Vivir de esa manera y tratar a los demás de esa manera también.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close